Noticias

El avión presidencial hizo el vuelo de prueba y ahora ultiman los detalles para viajar a Buenos Aires

Luego de sucesivas demoras, los pilotos de Presidencia esperan un certificado de la autoridad aeronáutica de Estados Unidos para poder volar. Definen cómo será la recepción en Aeroparque. Por qué todavía no puede ir a Europa.

El nuevo avión presidencial finalmente logró atravesar este fin de semana la última prueba técnica antes de emprender su viaje a Buenos Aires. Si no hay contratiempos, la aeronave llegará la próxima semana a Aeroparque. “Llegó esta mañana un repuesto y ya tenemos la autorización de la FAA (Federal Aviation Administration). Esta semana estamos viajando”, aseguraron desde una fuente de la comitiva que viajó hace un mes a Estados Unidos.

Las últimas semanas fueron convulsionadas para los funcionarios que están a cargo de la operación. Hubo varios contratiempos. De hecho, el vuelo de prueba se suspendió dos veces porque se rompió una pieza durante los trabajos de pintura realizados en el taller “1 Vision”, ubicado en Salina (Kansas).

Los expertos de Presidencia lograron finalmente hacer dos vuelos de prueba, despegando y aterrizando desde el mismo aeropuerto. En silencio, ya comenzaron a planificar el vuelo a Buenos Aires y la recepción en Aeroparque.  La flota presidencial incluye a los helicópteros, al ARG-3, un Lear Jet 60 que suele trasladar al Presidente en sus viajes de cabotaje, y al ARG-4, que hace tiempo terminó una revisión técnica y se usó para el último vuelo a Brasil.

Las primeras fotos del nuevo avión presidencial: nuevo nombre y diseño de colores

Todo indica que el vuelo de bautismo, con el Presidente a bordo, sería el próximo 25 de mayo. “Faltan diez días”, contesta un responsable de la flota presidencial dando a entender que no hay precisiones.

A diferencia del Tango 01, el nuevo avión puede volar sin escalas hasta Europa o Estados Unidos. Sin embargo, según pudimos saber desde AeroMundo, el avión todavía no puede programar un vuelo a Europa porque necesita una certificación para el cruce oceánico. Para eso, el avión debe realizar un viaje sin pasajeros a bordo.La aeronave elegida, un Boeing 757-256, costó finalmente USD 21.730.000. Pero la operación final demandará una inversión aproximada de USD 25 millones porque el Gobierno ya le entregó al vendedor el viejo Tango 01, valuado en casi USD 3 millones.

El avión tiene capacidad para 39 pasajeros, un dormitorio principal con todas las comodidades, y otros dos dormitorios de visitas que se pueden adaptar como salas de reuniones.

Te Puede Interesar

Desarrollarán una versión SEAD/DEAD del Rafale para el 2030

Editor

Embraer abre inscripción para 300 vacantes de trabajo

Editor

Comenzó a funcionar en el aeropuerto de Paraná el primer radar modernizado en el país

Editor