Militar

Vuelo Solo del Sistema de Armas IA-63 Pampa II Y SA-315 B Lama

Escuchar Noticia

La ceremonia se desarrolló en la IV Brigada Aérea y fue encabezada por el titular de la Institución

La Fuerza Aérea Argentina tiene el honor de ser la Institución educadora y formadora de los jóvenes aviadores, es así que la IV Brigada Aérea, cuna de la aviación de caza, realiza cada año la ceremonia del “Vuelo Solo” con los Sistemas de Armas IA-63 Pampa II y helicópteros SA-315 B Lama.

 

En tal sentido los jóvenes oficiales han cumplido con las exigencias establecidas en los planes de instrucción, por las directivas internas y del Comando de Adiestramiento y Alistamiento, siendo habilitados para realizar su primer vuelo sin instructor.

El jueves 18 de agosto, en horas de la mañana, se llevó a cabo el Vuelo Solo en los venerables helicópteros Lama, y los nobles y bien argentinos aviones Pampa. El acto se realizó frente al emblemático Grupo 4 de Caza y fue presidido por el titular de la Institución, brigadier general Xavier Julián Isaac, quien estuvo acompañado por el subjefe del Estado Mayor General, brigadier mayor Hugo Schaub; por el comandante de Adiestramiento y Alistamiento, brigadier Fernando Mengo; el jefe de esta Unidad de Combate, comodoro Ariel Ambrogi; el intendente del Departamento de Las Heras, Dr. Daniel Orozco; altas autoridades de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, e invitados especiales. Además, en esta especial ocasión, nos honraron con su presencia Veteranos de la Guerra de Malvinas, los mismos que hace más de 40 años se formaron como cazadores en la IV Brigada.

El evento contó con aviones de diferentes Brigadas y Bases Aéreas de todo el país, entre ellas A-4AR Fightinghawk, Boeing 737, EMB-312 Tucano, Cessna 182, 12B Hurón, SABB 340 y B-45 Mentor de la Escuadrilla Histórica; y se sumaron a las aeronaves de dotación de la Unidad: IA-63 Pampa II, SA-315 B Lama, y los históricos y emblemáticos A4C Skyhawk, F-86 Sabre, MS-760 Morane Saulnier y Mirage MIII-C que conformaron un singular paisaje en la plataforma.

En esta oportunidad, aviadores militares de nuestra Institución y un oficial de la Fuerza Aérea Uruguaya completaron una de las instancias más importantes del Curso de Estandarización de Procedimientos para Aviadores de Combate (CEPAC) y el Curso de Vuelo en Montaña, realizando el Vuelo. Tras ser bendecidos por el capellán de la Brigada, padre Sergio Tejada, los pilotos recibieron sus correspondientes pañuelos y escudos representativos del Grupo 4 y de sus respectivos escuadrones, momento ansiado por los jóvenes ya que,

a partir de ese momento, están en condiciones de portar los colores que los identifican en sus sistemas de armas.

En este trascendental momento, el jefe del Grupo 4 de Caza, comodoro Matías Orefice, se dirigió a los presentes destacando el desempeño y la importancia de la formación de los pilotos de Caza desde los albores de la aeronáutica nacional, pasando por la destacada actuación en la Guerra de Malvinas hasta la actualidad: “A partir de hoy, cada mañana, al anudarse el pañuelo o pegarse los escudos, deben sentir la responsabilidad de mantener en alto el prestigio obtenido por quienes estuvieron antes que ustedes, y deberán hacer que valga la pena el sacrificio de quienes dieron lo mejor de su juventud, y hasta la vida, en bien del servicio y del bien común de todos lo argentinos”.

Luego de haber recibido el diploma que acredita la realización del Vuelo Solo, los oficiales fueron distinguidos con el pañuelo y el escudo correspondiente.

 

Para finalizar la Banda Militar de Música “Brigadier Ángel María Zuloaga”, perteneciente a la IV Brigada Aérea, interpretó la marcha Alas Argentinas.

Te Puede Interesar

El roll out del Northrop Gruman B-21 será en diciembre

Editor

Polonia adquirió helicópteros AH-64 Apache para su programa de ataque

Editor

Francia recibe el primer H160 SAR

Editor