Militar

La Fuerza Aérea Brasileña demuestra su interés en comprar F-16

Ante la andanada de versiones que indican la posibilidad de que la Fuerza Aérea Brasileña incorpore aviones de combate F-16 usados, finalmente, se ha confirmado oficialmente la existencia de estudios al respecto.

Los rumores comenzaron meses atrás cuando una diapositiva de la Fuerza Aérea de Brasil durante una presentación en el congreso mostraba un segundo avión de caza, además del Gripen NG, como parte de los planes futuros de la fuerza. Esta información de un avión de combate secundario también había sido mencionada por el Comandante de la Aeronáutica, según reporte en el medio brasilero Aeroin.

Así, publicó en la noche del viernes el siguiente comunicado: «La Fuerza Aérea Brasileña informa que está recopilando datos para realizar un estudio sobre la posible  adquisición de aviones de combate F-16 Fighting Falcon usados. El análisis, sin embargo, no está relacionado con las capacidades del avión F-39 Gripen. A la fecha, no se están llevando a cabo negociaciones con gobiernos o empresas, ni se han definido cantidades o versiones. Las únicas interacciones realizadas sobre el tema tuvieron como objetivo la recopilación de datos.»

El principal obstáculo global o condicionamiento a esta potencial operación sería, sin embargo, y aunque el ministro de Defensa  de Brasil, José Mucio, es un moderado en el actual gabinete brasileño, las actuales posiciones oficiales brasileñas en materia de política exterior, lejanas a Estados Unidos y públicamente muy próximas a las de Venezuela, Rusia, Irán e inclusive, en la crisis de Cercano Oriente, a Hamás y Hezbollah.

Esto podría resultar en restricciones a esta aspiración, o en que Brasil sólo pudiese acceder a versiones más antiguas del modelo, bastante básicas y escasos opcionales de estos probables F-16, de no mediar un cambio diplomático sensible en Brasilia.

Esta semana, la reconocida revista Janes informó que la FAB está negociando un lote de 24 cazas Lockheed Martin F-16 Fighting Falcon (Viper) con los EE.UU., de aeronaves almacenadas, muy probablemente de los modelos F-16C/D.

El objetivo de esta compra es reemplazar el resto de la flota de cazas F-5 y del avión de ataque AMX, ya que el lote actual de cazas Gripen (36 aeronaves) no será suficiente para reequipar todos los escuadrones de combate a reacción de la Fuerza Aérea Brasileña.

Te Puede Interesar

Fuerzas Armadas de Brasil suman 27 helicópteros H125

Editor

La Fuerza Aérea Argentina conmemoró 111 años custodiando nuestros cielos

Editor

Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea, historia de coraje de nuestros héroes

Editor