Militar

Egreso del Curso de Estandarización de Procedimientos para Aviadores de Combate

Durante la ceremonia también se conmemoró el Vuelo Solo del Curso de Instrucción de Vuelo de Alta Montaña en el Sistema de Armas SA 315B Lama.

El viernes 22 de diciembre, en la IV  Brigada Aérea “El Plumerillo”, con asiento en la provincia de Mendoza, egresaron del  Curso de Estandarización para Aviadores de Combate (CEPAC) de la Fuerza Aérea Argentina 13 aviadores militares entre los cuales se encontraban 2 cursantes de los países de Uruguay y Perú, respectivamente.

En dicha Unidad, también conocida como la “Cuna de la Aviación de Caza”, los oficiales cursantes recibieron, durante un año, la instrucción académica y de vuelo correspondiente en el Sistema de Armas IA-63 Pampa II, perteneciente al Escuadrón I del Grupo 4 de Caza.

El CEPAC es un curso avanzado para aviadores de caza al que llegan los mejores promedios de egreso del Curso de Aviador Militar que se realiza en la Escuela de Aviación Militar. El mismo, ha sido estructurado para desarrollar al máximo las capacidades teóricas y prácticas de los cursantes en tácticas aire- tierra aire-aire que les permiten, una vez egresados, volar Sistemas de Armas con mayor performances o escenarios tácticos complejos.

El piloto egresado de este curso posee las herramientas y habilidades necesarias para volar el futuro avión caza multirol de la Fuerza Aérea Argentina.

Los jóvenes aviadores militares que egresan del Curso, obtienen la especialidad de “Piloto de Caza-Bombardeo”, luego de haber completado los patrones de vuelo de Formación Táctica, Maniobras Básicas de Combate, Maniobras de Combate Aéreo, Tiro Aire-Aire, Tiro y Bombardeo y Táctica Aire-Superficie.

Para obtener la excelencia en la instrucción, es importante, la selección de los instructores del curso, que son aquellos pilotos que se destacan en los Sistemas de Armas de mayor performance y también aquellos que han realizado actividad de vuelo en el exterior en unidades de caza de España, Italia o Estados Unidos. Además, la Institución recibe a instructores de Estados Unidos que incrementan el valor académico en la instrucción en tierra y en vuelo.

Es de destacar que en los últimos años la Escuela de Caza está recibiendo alumnos de Fuerzas Aéreas de la región como  Uruguay y Perú colocando a este curso entre los más prestigiosos de la región.

Vuelo Solo en Alta Montaña: Desafíos y entrenamiento en la IV Brigada Aérea

Asimismo, el 22 de diciembre,  2 oficiales pertenecientes al Escuadrón III de Búsqueda, Rescate y Tareas Especiales del Grupo IV de Caza de la IV Brigada Aérea en Mendoza, realizaron la instancia del “Vuelo Solo” del Curso de Instrucción de Vuelo en  Alta Montaña con el Sistema de Armas SA 315B Lama.

El vuelo del helicóptero en montaña reviste características muy particulares que requieren de un curso que demanda un año de clases, temas e instrucción.

Para llevar a cabo el vuelo en montaña de manera segura y operativa, debe ser realizado siempre con dos helicópteros “en sección” para así aumentar la seguridad de la misión.

La confianza en sí mismo, la complejidad en la operación, la experiencia en el vuelo, el estudio permanente de las limitaciones de la aeronave, el conocimiento de las propias restricciones, de la topografía, de la meteorología, son factores esenciales que deben reunir todo piloto de montaña.

Se trata de un vuelo sumamente riesgoso y delicado, lo cual hace que el piloto necesite un alto grado de entrenamiento que debe ser perfeccionado día a día.

Es importante resaltar que, esta tarea, extendida a través de los años, exige por parte de sus pilotos y de todo su personal, un alto nivel de adiestramiento, un muy adecuado manejo  de las performances y limitaciones de sus helicópteros, y por supuesto, un profundo conocimiento de la meteorología y de las técnicas propias del difícil vuelo en montaña. La particularidad de esta operación y las condiciones de frío, viento y falta de oxígeno, hacen que, tanto el personal de pilotos, mecánicos, operadores de cargas, pararescates, etc., requieran de una pulida coordinación y de un destacado espíritu de equipo.

Tributo a la formación de aviadores militares: Egreso del CEPAC y Vuelo en Alta Montaña en la IV Brigada Aérea

Bajo el cielo mendocino y sobre la histórica plataforma se realizó un nuevo egreso de aviadores de la especialidad avanzada de caza y el Vuelo Solo en helicópteros Lama.

El acto fue presidido por el jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier general Xavier Julián Isaac, quien estuvo acompañado por el subjefe de la Institución, brigadier mayor Hugo Eduardo Schaub; el director general de Material, brigadier mayor Pablo Sole; el comandante de Adiestramiento y Alistamiento, brigadier mayor Fernando Mengo; el intendente de Las Heras, Francisco Lo Presti, y por el jefe de la IV Brigada Aérea, comodoro Ariel Ambrogi. Además, estuvieron presentes altas autoridades de la Institución; representantes de la Fuerza Aérea del Perú y de Uruguay; veteranos de Guerra de Malvinas, familiares e invitados especiales.

El capellán de la Unidad, presbítero Sergio Tejada, efectuó la invocación religiosa y bendición de diplomas, distintivos, pañuelos y premios.

A continuación, las palabras alusivas estuvieron a cargo del jefe del Escuadrón Pampa II, mayor German Sosa: “A través de este simbólico acto, están recibiendo la antorcha que mantiene viva la llama del conocimiento y el compromiso por la defensa de la Patria. A partir de ahora, es su deber sostenerla, mejorarla y transmitirla”.

Cabe destacar la participación en el mismo por segundo año consecutivo, de un oficial de la Fuerza Aérea Uruguaya, y por primera vez la de un oficial cursante de la Fuerza Aérea del Perú. Ellos ayudan a enriquecer y a engrandecer el prestigio del histórico y glorioso CEPAC”, sostuvo Sosa.

El piloto de caza es un soldado, exactamente igual a cualquiera que haya existido a lo largo de la historia de la humanidad, con la diferencia del Sistema de Armas que opera”, declaró el oficial y agregó: “Esta particularidad lo envuelve en una compleja situación, dado que se le exige la capacidad de tomar decisiones tácticas acertadas por sí mismo, en cuestión de segundos y ante una situación de extrema tensión. Además de tener que operar su aeronave, formar y/o conducir a su sección o escuadrilla, tiene la responsabilidad del cumplimiento de su misión”.

Nunca dejen de crecer y transmitir lo aprendido a las generaciones futuras. Sepan que están en el camino correcto, su alma fue forjada en nuestra querida Escuela de Aviación Militar y CB2, y será templada en los escuadrones de caza en los que vayan a prestar servicio. Tienen las condiciones y la historia que les llena el pecho de orgullo, así como el espíritu y el conocimiento para poder llevar a nuestra querida Fuerza Aérea a los estándares de excelencia que la misma exige”, manifestó el jefe del Escuadrón Pampa II.

Para concluir, se dirigió a los egresados expresando “sean dignos herederos. Y no hay quien pueda”.

Inmediatamente, se leyó la orden del día y los nuevos pilotos de combate recibieron sus diplomas de egreso, donde se acredita la finalización del CEPAC. Se otorgaron además los premios correspondientes a los jóvenes militares.

Por su parte, los jóvenes oficiales pertenecientes al Escuadrón III de Búsqueda, Rescate y Tareas Especiales del Grupo IV de Caza recibieron sus pañuelos y escudos distintivos del Escuadrón, luego de concluir la primera etapa del Curso de Vuelo en Alta Montaña.

La entrega de certificados, reconocimientos, pañuelos y distintivos fue acompañada por la Banda Militar de Música “Brigadier general Ángel María Zuloaga”, que interpretó el Diana de Gloria y cerró con la emotiva Marcha Alas Argentinas.

Luego, los presentes se dirigieron al hall del Grupo Aéreo 4, donde se encuentran como testimonio desde el año 1968, las panoplias con todos los nombres del personal de oficiales egresados como aviadores de combate. En esta ocasión el titular de la FAA junto a un cursante descubrió la nueva panoplia del CEPAC.

Te Puede Interesar

España invertirá otros 22,4 millones en los cazas F-5 para prolongar su vida siete años más

Editor

La Fuerza Aérea Argentina recibió el segundo Embraer ERJ 140 LR para ampliar sus capacidades

Editor

La Fuerza Aérea recibió el quinto SAAB 340B y el cuarto Beechcraft TC-12B Hurón

Editor