Militar

45° Aniversario del Escuadrón Lama en la Fuerza Aérea Argentina

Escuchar Noticia

El 3 de noviembre, la IV Brigada Aérea, ubicada en la provincia de Mendoza, realizó una conmemoración en la plataforma de aviones

Con motivo de celebrar los 45 años del Escuadrón III de Búsqueda, Rescate y Tareas Especiales equipado con los helicópteros SA-315 B Lama, la IV Brigada Aérea realizó una ceremonia en la plataforma de aviones.

El aniversario de este sistema de armas se cumplió el pasado 15 de agosto, mes en el que se realizó un concierto homenaje en el Teatro Independencia, con la asistencia de numeroso público que disfrutó de una distinguida velada artística con la participación de la Banda Militar de Música “Brigadier General Ángel María Zuloaga”.En horas del mediodía, el acto fue presidido por el titular de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier general Xavier Isaac, junto al comandante de Adiestramiento y Alistamiento, brigadier Fernando Mengo, el director general de Inteligencia, brigadier Juan Lescano y el jefe de esta Unidad de Caza, comodoro Ariel Ambrogi. También estuvieron presentes oficiales, suboficiales y familiares del personal militar retirado que formó parte de este significativo Escuadrón junto a integrantes de la IV Brigada Aérea, invitados especiales y miembros de instituciones aeronáuticas.

En la ocasión se realizó una entrega de reconocimientos a aquellos que tuvieron una destacada labor durante los años de vida de este Sistema de Armas de alas rotativas, de la misma manera que se homenajeó a sus caídos.El jefe de Escuadrón, mayor Mariano Milanés, fue el responsable de las palabras alusivas en esta parada militar, en las que destacó: “el equipo de hoy es el mismo de ayer, donde personas de diferentes especialidades como pilotos, mecánicos, operadores de grúa y carga, pararescates, médicos, enfermeros y sección canes con sus perros de búsqueda realizan todos una multitud de tareas operativas atestiguando la presencia en parajes muchas veces inalcanzables, arriesgando sus vidas, unidos por la misma vocación y aferrados al mismo destino” .

“Este gran grupo humano junto a su noble máquina durante estos 45 años han concretado más de 1200 rescates, 25 de los cuales se dieron por encima de los 5 mil metros, salvando cientos de vidas, trasladando miles de toneladas de carga, asistiendo a personas aisladas pero sobre todo acuñando un legado gloriosos de profesionalismo, entrega, espíritu de sacrificio, humildad y pasión al servicio de la nación”.Nuevo escudo del Escuadrón

La clásica heráldica de este Sistema de Armas desde su creación, a partir de ahora, lleva cuatro estrellas doradas en memoria del siguiente personal fallecido en actos del servicio: los primeros tenientes Juárez y Montenegro, el teniente Massonat y el suboficial principal Mazagatos.

Breve reseña histórica del Escuadrón y de los Lamas

La Fuerza Aérea Argentina, desde 1947, brinda el servicio de Búsqueda Asistencia y Salvamento en zonas de montaña al igual que a lo largo de todo nuestro extenso territorio nacional. Además, y casi al mismo tiempo, supo afrontar una de las más exigentes tareas sobre la dura geografía andina, como lo fueron las campañas mixtas de límite entre Argentina y Chile.

Iniciada la década del setenta y luego de un cuidadoso proceso de evaluación en cuanto a capacidades operativas, es finalmente elegido el helicóptero francés SA-315 B Lama para dar batalla ante estas circunstancias. Dicha elección se basó fundamentalmente en la excelente performance que poseía para operar a grandes altitudes y elevadas temperaturas, además de tener una planta propulsora inigualable para la época en cuanto a su relación peso-potencia.

La nobleza y simplicidad del diseño de este “cóndor metálico” lo harían alcanzar, al poco tiempo de su salida de producción, el récord mundial de altura para toda clase de helicópteros: 12.442 metros de altura, marca aún no superada.

El 15 de Agosto de 1977, la Fuerza Aérea, ante estas circunstancias, y luego de considerar las ventajas que suponía contar con personal altamente capacitado y específico para operar los 365 días del año con las exigencias que supone el ambiente de montaña, crea el Escuadrón V de Búsqueda, Rescate y Tareas Especiales (actual Escuadrón III) en las instalaciones de la IV Brigada Aérea, asiento natural de los helicópteros Lama hasta nuestros días.

Este significativo Escuadrón de Helicópteros, de reconocida y extensa trayectoria en la noble tarea de “salvar vidas”a lo largo de toda la cordillera de Los Andes, ha realizado, entre tantas tareas importantes, la evacuación sanitaria y el suministro aéreo de alimentos y medicinas a poblaciones aisladas por la nieve, aludes o inundaciones; el rescate de arrieros y puesteros en temporada invernal; el apoyo a la extinción de incendios forestales; la instalación de antenas retransmisoras y torres de alta tensión en lugares de difícil acceso; el soporte a ingenieros y técnicos de distintas instituciones del orden local y nacional para la investigación de glaciares y ríos en alta montaña; la creación de refugios en altura y operaciones conjuntas, en apoyo con el Ejército Argentino, la Gendarmería Nacional y la Policía de Mendoza toda la zona de montaña.La Operación del “Lama” en la Montaña

El vuelo del helicóptero en montaña reviste características muy particulares que lo transforman en una actividad totalmente diferente a la demás aeronaves que operan en la llanura. Es una actividad sumamente riesgosa y delicada, lo cual hace que el piloto necesite un alto grado de entrenamiento que debe ser perfeccionado día a día.

Para hacer del vuelo en montaña una actividad segura y operativa, en el año 1977, el instructor francés, Jacques Bralet, enseñó a nuestros pilotos las delicadas técnicas de operación para el vuelo a grandes altitudes. La seguridad cumple un papel fundamental en este tipo de procedimientos, al igual que la supervivencia en caso de accidente. Esto es más que suficiente para que, dentro de las técnicas que utiliza el Escuadrón para el Vuelo en Alta Montaña, deba realizarlo siempre con dos helicópteros “en sección” y así aumentar la seguridad de la misión.La confianza en sí mismo; la complejidad en la operación; la experiencia en el vuelo; el estudio permanente de las limitaciones de la aeronave y el conocimiento de las propias restricciones, de la topografía, de la meteorología, son factores esenciales que deben reunir todo piloto de montaña.

Además, en caso de una emergencia en esta geografía cordillerana, la única carta con que cuenta el piloto es su experiencia y serenidad, que lo llevará a tratar de salvar su vida y la de sus tripulantes, ya que en helicóptero se vuela sin paracaídas y sin asiento eyectable.

Los jefes de Escuadrones, desde su creación, fueron: capitán César Magni; mayor Francisco Alonso; mayor Carlos Castillo; capitán Víctor Soler; mayor Oscar Crippa; mayor Juan Castillo; mayor Juan Fernández; mayor Osvaldo Albanesi; mayor Fernando Giudice; mayor Eduardo Baiocco; vicecomodoro Pablo Asis Bas; mayor Gustavo Pugin; vicecomodoro Cristian Galimberti; mayor Diego Almirón y, actualmente, mayor Mariano Milanes.

Ellos han sido los responsables de lograr la instrucción, capacitación y especialización, en estos 45 años de vida, de más de 60 pilotos de helicópteros de la Fuerza Aérea Argentina y de colaborar en la instrucción de helicopteristas del Ejército Argentino, la Gendarmería Nacional Argentina y la Policía de Mendoza.

Desde 1977, este emblemático Escuadrón del Grupo 4 de Caza, junto al Servicio de Mantenimiento Lama del Grupo Técnico 4, ha trabajado mancomunadamente para cumplir con la diversidad de tareas en el particular ambiente operacional de las montañas más altas de América para hacer una realidad tangible del lema “donde solo el cóndor se atreve”.

Te Puede Interesar

Las Fuerzas ponen en marcha la semana definitiva en Salitre IV

Editor

Salitre IV: puesta en marcha de la Fase Livex

Editor

Actividad conjunta en apoyo al combate contra los incendios del Río Paraná

Editor