Historia

Se inauguró el monumento en honor al primer teniente (PM) Juan Domingo Bernhardt

El 5 de diciembre en la localidad de Rosario del Tala, provincia de Entre Ríos, se realizó la ceremonia de inauguración del monumento en honor al primer teniente (PM) Juan Domingo Bernhardt, compuesto por la aeronave Mirage M5 Dagger matrícula C-411.

El oficial de la Fuerza Aérea Argentina, nacido en dicha localidad, es uno de los 55 héroes de la Institución que dieron su vida en el Conflicto del Atlántico Sur.

En esta oportunidad, la ceremonia fue presidida por el secretario general de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier Néstor Guajardo, acompañado por el intendente de Rosario del Tala, Luis Alberto Schaaf, personal militar de la Institución, veteranos de Guerra de Malvinas, familiares del primer teniente Bernhardt y vecinos de Rosario del Tala.

La iniciativa tiene como objetivo recordar a este noble piloto, al Sistema de Armas que voló y a quienes también arriesgaron su vida en defensa de nuestra soberanía, dejando su huella en el cielo de la Patria.

El legado del primer teniente (PM) Juan Domingo Bernhardt

Nació el 1 de mayo de 1951 en Rosario del Tala, provincia de Entre Ríos. El 1 de agosto de 1967 ingresó al Centro de Instrucción Profesional (CIPRA) donde, con la especialidad de Oficinista, egresó el 25 de julio de 1968.

Posteriormente, el 1 de febrero de 1973 ingresó a la Escuela de Aviación Militar y egresó como alférez el 11 de diciembre de 1976.

Durante el Conflicto del Atlántico Sur, voló el cazabombardero supersónico M-5 Dagger, perteneciente al Grupo 6 de Caza de la VI Brigada Aérea.

El 29 de mayo de 1982, el teniente Juan Domingo Bernhardt al mando del M-5 matrícula C-436, integrante de la Sección con indicativo Ñandú, despegó desde la Base Aeronaval Río Grande para atacar objetivos navales en el Estrecho San Carlos.

Al llegar a la zona no encontraron buques, por lo que emprendieron el regreso, sobrevolando inadvertidamente posiciones de defensa británica que desde tierra les lanzaron misiles tierra-aire, uno de ellos abatió a Bernhardt, quien no pudo eyectarse y perdió la vida.

La defensa de la Patria, una causa justa

Durante la ceremonia, se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino y se llevó a cabo una invocación religiosa seguida de un minuto de silencio con pasaje aéreo del Sistema de Armas IA-63 Pampa III de la VI Brigada Aérea de Tandil, en honor a quienes dieron su vida por la soberanía nacional.

Posteriormente, se realizó el descubrimiento de la placa recordatoria de la Plazoleta “Héroes de Malvinas”, en homenaje eterno de Rosario del Tala a los protagonistas de la heroica Gesta del Atlántico Sur.

Luego, se descubrieron placas alusivas a la memoria del primer teniente (PM) Juan Domingo Bernhardt y en reconocimiento a los veteranos de Guerra de Malvinas.

A continuación, el brigadier (R) “VGM” Juan Alberto Macaya, compañero de promoción del héroe de Malvinas, pronunció palabras alusivas: “Muy especialmente quiero mencionar que están presentes aquí y es un verdadero honor, el jefe de Escuadrón, de Escuadrilla, compañeros, suboficiales y civiles que formaron parte del Sistema de Armas, que fueron desplegados en las Bases del continente y en las mismas Islas Malvinas, quienes desarrollaron misiones heroicas y que con su accionar convirtieron el dolor de una guerra en orgullo nacional e internacional”. Al finalizar esta frase, los presentes se unieron en un espontáneo aplauso.

“Hoy recordamos y honramos especialmente a nuestro compañero de promoción, Juan Domingo Bernhardt, de la Escuela de Aviación Militar. Intentaré describirles en breves palabras quién era Juan Domingo, alias ‘el pollo’, nuestro compañero talense”, declaró el brigadier.

“Su padre, Alberto Bernhardt, suboficial mayor del Ejército Argentino y Berta Frank, estuvieron destinados aquí, en Rosario del Tala, donde nacieron los hermanos gemelos, Juan Domingo y José Alberto, quienes tienen a su vez tres hermanas. Seguramente en el seno de esta familia impregnada de valores le inculcaron su vocación militar”, manifestó y continuó: “Juan comenzó a escribir su historia en la Fuerza Aérea Argentina cuando tenía tan solo 16 años. Ingresó al Centro de Instrucción Profesional Aeronáutica donde integraba la Promoción VII, egresando con la especialidad de Oficinista. Con 17 años de edad, es destinado a la I Brigada Aérea donde realizó, siendo ya cabo, el Curso de Operador de Carga y Despacho de Aeronaves”.

“Los integrantes de la Promoción 42 nos conocimos con Juan Domingo hace 50 años y desde un principio se constituyó como un referente para muchos de nosotros, se destacó por su experiencia, caballerosidad, compañerismo y liderazgo. Compartimos momentos inolvidables, como la entrega de uniforme de cadetes y jura de la bandera”, declaró el oficial y agregó: “Hago una mención especial: él no sólo juró, sino que también cumplió”.

“Por sus calificaciones académicas y aptitudes ético-militares formó parte del cuadro de honor de la Escuela de Aviación Militar. En el Grupo Aéreo Escuela realizó el Curso de Aviador Militar, se cumplía otro de sus anhelos, y posteriormente pasó a revistar, por su promedio de vuelo, en la IV Brigada Aérea de Mendoza, donde realizó el Curso de Estandarización de Procedimientos de Aviadores de Combate, recibiéndose como piloto de cazabombardero”, resaltó el veterano de Guerra de Malvinas, entre otros grandes logros.

Durante su paso por la VI Brigada Aérea operó el Sistema Mirage M5 Dagger con el que “participó de 4 misiones de combate en la Guerra de Malvinas. Él sabía que las posibilidades de ser abatido eran muy grandes pero sus convicciones eran aún mayores”.

“Es sin duda un héroe nacional, por su trayectoria destacada, por luchar con lealtad por una causa justa, por su coraje, valentía, profesionalismo, espíritu de entrega y amor a la Patria. Es por ello que recibió la más alta condecoración que otorga la Nación Argentina a un militar”, explicó el veterano de Guerra de Malvinas y concluyó: “Este monumento es el testimonio de heroísmo de un hombre nacido en Rosario del Tala, con valores que le permitieron defender la Patria, con la suficiente entereza de asumir los riesgos y combatir contra la tercera potencia mundial”.

Luego de este emotivo discurso, el intendente de Rosario del Tala se dirigió a los presentes: “Me cuesta que me salgan las palabras, pero teníamos una deuda y creo que el pueblo de Rosario del Tala cumplió (…) Este es un lugar histórico donde recordamos a todos, a los protagonistas de Malvinas y a sus familiares”.

A continuación, el secretario general de la Fuerza Aérea Argentina compartió el saludo del titular de la Institución para la comunidad de Rosario del Tala.

“Este monumento honra lo que nosotros tenemos que llevar en el corazón, que es el agradecimiento a aquellos que dieron el bien más preciado, que es la vida, en defensa de la soberanía nacional”, recalcó el brigadier Guajardo, quien también agradeció a todos aquellos que contribuyeron para alcanzar este logro, “poniendo el hombro en pos de una causa justa, que es la rendición del merecido homenaje a nuestros héroes de Malvinas”.

Asimismo, se dirigió a los veteranos de Guerra de Malvinas para decirles que “nosotros estamos dando muestras que aquella llama que encendieron en nuestros corazones aquellos que nos dieron el ejemplo desde el 2 de abril al 14 de junio de 1982 hoy sigue viva y tenemos que seguir mostrándole al mundo, a nuestros compatriotas, pero especialmente a nuestros adversarios que esa llama sigue viva y que no morirá jamás”.

“La defensa de la Patria es una causa justa, porque las bases son justas, la Patria es la tierra de nuestros padres, donde se fundaron nuestras escuelas, nuestros hospitales, donde se tendieron nuestros caminos, nuestras vías férreas, no podemos darle la espalda a esa causa y nuestros héroes y veteranos así nos lo mostraron”, manifestó el secretario general y concluyó: “Tenemos que sentirnos orgullosos de ese legado histórico que nos distingue ante el mundo”.

Por último, la Banda Militar de Música de la II Brigada Aérea ejecutó los acordes de la marcha de Malvinas cerrando así una ceremonia inolvidable.

Te Puede Interesar

La Fuerza Aérea conmemoró 42 años de su Bautismo de Fuego con un acto en El Palomar

Editor

La estirpe cazadora de la Fuerza Aérea

Editor

Se realizó la primer Jornada de Historia Aeronáutica en el MNA

Editor