Militar

Con 5 Helicópteros SA 315 B Lama, el Escuadrón de Búsqueda y Rescate acrecienta su operatividad

A partir de hoy, la IV Brigada Aérea cuenta con cinco SA 315 B Lama, los cuales integran la dotación de su Escuadrón III de Búsqueda, Rescate y Tareas Especiales.
Con la puesta en servicio de este quinto helicóptero de la IV Brigada Aérea de Mendoza, la Fuerza Aérea Argentina refuerza su compromiso en la realización de actividades de apoyo a la comunidad como así también en las tareas de búsqueda y rescate.

De esta forma, la Fuerza Aérea Argentina incrementa sus capacidades con esta dotación de helicópteros en la IV Brigada Aérea de Mendoza, que junto a la adquisición en octubre del año pasado del Bell 407 GXi, y a los Cessna C-182, prestarán servicio en el Grupo 4 de Caza.

Gracias al esfuerzo y compromiso del Grupo Técnico 4, con el arduo trabajo del Servicio de Mantenimiento Lama, toda la IV Brigada Aérea y el apoyo de la conducción superior de la Institución, se consiguió poner en servicio a otro helicóptero a partir de repuestos adquiridos, totalizando 5 máquinas para sus misiones de vuelo. Esta iniciativa contribuye a dar continuidad a la realización de actividades de apoyo a la comunidad y en cumplimiento a la misión principal del Escuadrón III, que es la búsqueda y rescate de las tripulaciones.

Es importante destacar que el Escuadrón se constituye de un equipo experimentado integrado por pilotos, mecánicos, operadores de carga y grúa, pararrescates, médicos y enfermeros, los cuales hacen posible el desarrollo seguro y eficaz de las operaciones ordenadas, trabajando en forma permanente y en lugares inhóspitos.

Asimismo, gracias a la flexibilidad y versatilidad que posee el SA-315 B Lama, puede cumplir con las diversas tareas que le son asignadas en el particular ambiente operacional que se presenta en la Cordillera de Los Andes, las montañas más altas de América, haciendo honor a su lema: “Dónde sólo el Cóndor se atreve”.

Ficha técnica del SA 315 B Lama
  • Planta motriz: constituida por un turbo eje TURBOMECA ARTOUSTE III – B I, el cual le permite desarrollar una potencia máxima de 570 SHP.
  • Carga máxima interna: 1.950kg.
  • Carga máxima externa (suspendida): 2.300kg.

Al nivel del mar este pequeño coloso puede levantar su propio peso. Es así, como su relación peso/potencia es de aproximadamente un HP por cada cuatro Kilogramos de peso.

Otro elemento realmente sorprendente es la aerodinámica, sencilla pero eficaz, del rotor principal y de cola, que hace que dicho helicóptero se adapte perfectamente a situaciones límites como son las grandes altitudes y las elevadas temperaturas.

Breve Reseña del Escuadrón

Fue creado el 15 de agosto de 1977 en la IV Brigada Aérea con asiento en la provincia de Mendoza, dada la proximidad de ésta con las más altas cumbres de la Cordillera de Los Andes, ámbito natural de adiestramiento de las tripulaciones y operación de las alas rotativas de alta montaña.

Los SA-315 B LAMA fueron adquiridos inicialmente para cumplir con los requerimientos de la comisión nacional de límites para el exigente trabajo de demarcación y mantenimiento de límites en nuestra frontera con Chile.

El vuelo en montaña reviste características muy particulares, que lo transforman en una actividad totalmente diferente al vuelo de estas máquinas en el llano. Es una actividad sumamente riesgosa y delicada, lo cual exige a sus tripulantes un alto grado de adiestramiento y de perfeccionamiento constante.

En este sentido, la seguridad cumple un papel fundamental para este tipo de vuelo, al igual que la supervivencia en caso de accidente, causa por la cual siempre que el Escuadrón III opera en la montaña lo hace con dos helicópteros «en sección», para aumentar la seguridad de la misión.

La confianza en sí mismo, la seguridad en la operación, la experiencia en el vuelo, el estudio permanente de las características de la aeronave, el conocimiento de las propias limitaciones, de la topografía, meteorología, son factores esenciales para todo piloto de montaña, no obstante, hay uno que es el más importante de todos, el profundo respeto a la montaña y a sus misterios insondables.

Desde su creación, la tarea realizada por el Escuadrón III fue muy extensa y, entre las más significativas podemos señalar las campañas de límite, operaciones de búsqueda y rescate de aeronaves civiles y militares, rescate de andinistas, puente aéreo a las poblaciones aisladas por temporales y tormentas de nieve, cursos de instrucción de vuelo en montaña a pilotos de fuerzas aéreas de diversos países, traslado de material y personal para la construcción del Hotel Refugio Plaza De Mulas a 4.500 metros de altura, construcción de estaciones nivológicas y equipamiento en alta montaña, apoyo por catástrofes naturales o incendios forestales, fotografía aérea, apoyo a investigaciones glaciológicas en montaña, traslado de autoridades nacionales y provinciales como así también todo tipo de ayuda humanitaria requerida en apoyo a la población en general.

En la actualidad el personal del Escuadrón dependiente del Grupo 4 de Caza, continúa realzando su nombre y la rica historia que le precede, demostrando día a día su operatividad y extrema versatilidad, efectuando operaciones de todo tipo tales como transporte de pasajeros, traslado de carga,  evacuaciones sanitarias, salvamento por izado, búsqueda y rescate de aeronaves militares y civiles, quedando siempre y en todo momento a disposición, a fin de garantizar el apoyo constante a la comunidad, que incluyen catástrofes como inundaciones, incendios, nevadas o evacuaciones y apoyos sanitarios en lugares inaccesibles.

Te Puede Interesar

Más despliegues y tareas de apoyo aéreo en el Ejercicio Salitre IV

Editor

El nuevo C-130H Hércules emprende el viaje hacia Argentina

Editor

Vuelo Solo y Egreso de nuevos pilotos de la Fuerza Aérea Argentina

Editor