Industria Aeronautica

Saab y Embraer inauguran en Brasil la primera línea de ensamblaje final del Gripen E fuera de Suecia

Como un importante paso en el programa de transferencia de tecnología y el compromiso de las empresas de trabajar juntas en nuevas oportunidades de negocios, Saab y Embraer inauguraron la línea de producción de Gripen E en la planta de Embraer en Gavião Peixoto (Estado de São Paulo).

Se trata de un hito importante en el programa de transferencia de tecnología y en el compromiso de las empresas de trabajar juntas en nuevas oportunidades de negocio. El acto contó con la presencia del Presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, el Ministro de Defensa, José Mucio Monteiro Filho, y el Comandante de la Fuerza Aérea Brasileña, Teniente-Brigadier Marcelo Kanitz Damasceno, entre otras importantes autoridades civiles y militares. y representantes de diferentes sectores de la sociedad brasileña.

La inauguración de esta línea de ensamblaje final del Gripen E, la única instalada fuera Suecia, marca la entrega de una de las contribuciones más significativas al avance de la industria en Brasil. La planta de Embraer en Gavião Peixoto con la Red de Diseño y Desarrollo Gripen (GDDN), el Centro de Pruebas de Vuelo Gripen (GFTC), y ahora la línea de ensamblaje, alberga las etapas de desarrollo, producción y prueba de la aeronave.Desde la firma del contrato para suministrar 36 cazas Gripen – 28 Gripen E (monoplaza) y 8 Gripen F (biplaza) – a la Fuerza Aérea Brasileña en 2014, Saab y Embraer han trabajado juntos en el mayor proyecto de transferencia de tecnología en curso en el país. Recientemente, con la firma del Memorándum de Entendimiento entre las empresas, la línea de producción también se ha convertido en una oportunidad para nuevos negocios.

“Hoy celebramos no sólo la inauguración de la línea de producción del caza Gripen, sino el éxito de la colaboración entre Saab y Embraer, que se fortalece día a día con el objetivo común de servir a nuestro cliente, la Fuerza Aérea Brasileña. Desde el principio, Embraer ha desempeñado un papel relevante en el programa Gripen, participando, por ejemplo, en el desarrollo de la versión brasileña del avión biplaza. Como evolución natural de esta relación, esperamos que pronto podamos ampliar juntos nuestro negocio a nuevos mercados”, declaró Bosco da Costa Junior, Presidente y CEO de Embraer Defense & Security.

“El inicio de las operaciones de la línea de producción del Gripen marca nuestro compromiso de transferir tecnología y conocimiento a la industria brasileña. Aquí produciremos 15 de los 36 aviones actualmente contratados por la Fuerza Aérea Brasileña. El objetivo es también producir aquí cualquier futuro pedido de Gripen de Brasil, así como de otros países. Queremos que Brasil se convierta en un centro de exportación a América Latina y potencialmente a otras regiones”, dijo Micael Johansson, Presidente y CEO de Saab.“El inicio de la producción del avión F-39 Gripen en Brasil simboliza la consecución de un ambicioso proyecto que se traduce en transferencia de tecnología, generación de empleo y el consecuente desarrollo del sector aeroespacial brasileño. Gracias a una sólida asociación entre la Fuerza Aérea, Saab y Embraer, ahora somos parte del selecto grupo de países que tienen la capacidad de construir aviones supersónicos. ¡Felicitaciones a todos los involucrados!” dijo el comandante de la Fuerza Aérea Brasileña, General Marcelo Kanitz Damasceno.

La línea de producción de Embraer recibe las aeroestructuras producidas en las plantas de Saab en Linköping (Suecia) y São Bernardo do Campo (Estado de São Paulo, Brasil).

La línea de producción de Embraer recibe las aeroestructuras producidas en las plantas de Saab en Linköping (Suecia) y São Bernardo do Campo (Estado de São Paulo, Brasil). En la línea de montaje se produce el avión de combate mediante la unión de estas aeroestructuras, la instalación del cableado, el equipamiento de diversos sistemas, el tren de aterrizaje, la aviónica, el equipo táctico, la cabina, el asiento eyectable y el motor. Una vez terminado un Gripen, se realizan pruebas funcionales y vuelos de producción para preparar el avión para su entrega final. La planta de Embraer se encargará de producir 15 cazas Gripen E. Las unidades ensambladas en Brasil se entregarán a partir de 2025.

Con el fin de adquirir las habilidades necesarias para la producción de aviones de combate supersónicos en Brasil, los técnicos de Embraer realizaron entrenamientos teóricos y prácticos en Saab en Linköping. Allí trabajaron codo con codo con los empleados suecos para producir los aviones que ya fueron enviados a Brasil.

Te Puede Interesar

Embraer lanza el A-29N Super Tucano en configuración NATO con la mirada puesta en Europa

Editor

Argentina inauguró su pabellón en FIDAE 2024

Editor

El fabricante brasileño Embraer entregó un 35% más de aeronaves en el primer semestre de 2023

Editor